Alguien que me eche una mano

Si te gusta, comparteShare on LinkedIn
Linkedin
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on Facebook
Facebook

Un empresario conocido nos dijo que aprovechando las nuevas medidas de contratación en prácticas fomentadas por el Gobierno iba a pillar a un chaval de FP para que le diera un achuchón a su web, a las redes sociales y un poco a su contabilidad.

Según sus cuentas, en un año, esta persona joven, formada y con un coste muy asequible, vendría a rellenar un hueco que, de otra forma este pequeño empresario no podría permitirse.

De la web se encargaba el propio dueño a horas muertas, las redes sociales (apenas Facebook e Instagram), las llevaba en el móvil y las actualizaba en los ratos muertos. Si eres autónomo, sabes de qué estoy hablando y también sabes que los ratos muertos es solo una frase hecha, una manera de hablar.

¿De qué va esto de las nuevas contrataciones en prácticas? Tendrás que hacer como hicimos nosotros y nuestro amigo el autónomo: recurrir a tu gestoría de confianza porque no es tan sencillo como parece. Tienes que echar cuentas. Aunque si eres autónomo, esto no te pilla de susto.

La conversación derivó hacia varios puntos:

Es una lástima que este pequeño empresario sea consciente de que necesita no una, sino varias personas para sus departamentos de atención al cliente, contable y de comunicación, pero no pueda permitirse contratar a un profesional, ni siquiera a media jornada. Tiene que recurrir a un contrato más que precario en prácticas, temporal y condicionado.

Aunque es una estupenda opción para chavales de menos de 30 años, al mismo tiempo es un engaño, porque trabajarán de manera normalizada pero su contrato será en prácticas, con lo que ello supone.

Contratos en prácticas
Contratos en prácticas_imagen de Pixabay

Esta persona recién contratada siempre vivirá con la promesa de un contrato mejor. Pero no en esta empresa pequeña de provincias. Eso lo sabrá desde el primer momento en que acceda a las cuentas, con lo cual, ¿se esforzará al máximo nivel consciente de las horas que echa y del salario que recibe a cambio?

Algunas de estas preguntas, y otras similares salieron en la conversación, pero lo fundamental fue la conclusión: el autónomo no tiene otra alternativa, y el chico o la chica joven, tampoco.

ENLACE AL TRIPTICO DEL MINISTERIO: medidas_emprendimiento_joven

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies