Teletrabajo y conciliación

Si te gusta, comparteShare on LinkedIn
Linkedin
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on Facebook
Facebook

Llevamos meses escuchando las bondades del teletrabajo, aunque sois muchos quiénes ya las conocíais sin necesidad de tener obligación para ello.

El teletrabajo, llamado para quedarse, no es tan sencillo porque no todas las empresas quieren o pueden llevarlo a cabo, ni todos los trabajadores están preparados para este desempeño.

En estas fechas hemos escuchado a muchos decir que “algunos han estado de vacaciones”, mientras que otros han reconocido “me ha cundido mucho más el trabajo organizándome yo”.

Y es que el trabajo en casa lleva aparejado muchos condicionantes, de jefes que desconfían y de trabajadores cuyo compromiso se reduce al no notar la presión. La presión del presencialismo en el puesto de trabajo.

Estos meses han sido de teletrabajo obligatorio para muchos; otros, por desgracia no han tenido la opción (despidos, vacaciones obligatorias, entre otras situaciones), y las empresas más abiertas han comprobado las ventajas de facilitar a sus trabajadores la organización de su tiempo. Otras no lo han visto.

El futuro nos depara un debate abierto, pero son las empresas comprometidas con la conciliación de sus trabajadores las que irán dando pasos adelante en este sentido. Y sus trabajadores/as quienes aprovecharán estas ventajas.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies