Comparte, comparte, comparte

Si te gusta, comparteShare on LinkedIn
Linkedin
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on Facebook
Facebook
Imagen de PixaBay

Imagen de PixaBay

Hoy me gustaría compartir con vosotros algo que me ha hecho pensar estos últimos días.

Nos gusta asistir a eventos, charlas, conferencias, foros, meetings, reuniones, y demás con emprendedores, jóvenes y no tan jóvenes, pero que han decidido tirarse a la piscina y crear su propio negocio, o ser su propio jefe. En estas reuniones se comparten muchas cosas, ya que no todos nos dedicamos al mismo negocio, y unos saben mucho  de su parcela, pero no siempre sabe todo lo que necesita, con lo que la idea es que unos asesoran a otros, y es un buen lugar para conocer a estos futuros asesores.

Compartir se convierte en algo necesario, útil e instructivo.

En estos sitios se habla siempre de la idea de compartir conocimientos, y compartir incluso ideas de negocio, cosa que me parece de lo más normal, incluso me parece una idea estupenda.

Como sabéis nosotros también nos dedicamos al asesoramiento y formación de emprendedores, y debido a ello, lo hemos hecho, hemos asesorado a muchos nuevos empresarios, ayudándoles a encontrar su camino en diversas áreas, desde su plan de negocio, hasta como deben implementar la LOPD en su empresa, por poner un ejemplo.

Lo hacemos y nos gusta hacerlo, pues sabemos que son cosas que van a utilizar otras personas en su beneficio y que tu las has ayudado, y es algo muy gratificante.

Pero, siempre hay un pero, hay otras veces que se acercan a ti empresarios, para coger estas ideas, usando malas artes, de manera que se quedan con estos conocimiento que tú tienes, y los usan en beneficio propio pero intentando a su vez perjudicarte.

Les ocurrió en su momento a otra empresa del sector que intentó conseguir financiación, y perdieron un proyecto, y hace poco tiempo nos ha pasado a nosotros con alguien que en teoría quería contratar nuestros servicios.

Además hay que añadir que unos tienen más facilidades de financiación que otros, ya sea porque han nacido en una familia determinada que les dota de local y recursos, o están en un círculo determinado donde los clientes aparecen por si mismos y no necesitan ir a buscarlos muy lejos.

Seguiremos apoyando a emprendedores que nos pidan nuestro servicio o consejo, compartiendo, acompañando, mentorizando, porque esto funciona así. Pero también queremos compartir estas situaciones que por supuesto son puntuales y no podemos ni queremos generalizar, pero que existen, y no podemos controlarlo todo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*
Website

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.