La soledad del corredor de fondo

Si te gusta, comparteShare on LinkedIn
Linkedin
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on Facebook
Facebook
El pasado fin de semana se celebró en Albacete la media maratón que congregó a cerca de cuatro mil personas cuyo único objetivo era correr, superarse a sí mismo y alcanzar la meta. No deja de ser curioso que decenas de personas (que llegaban el número 1.000 o 2.000) celebrasen la llegada de manera más enfática e ilusionada que los tres primeros.
El corredor de fondo lucha contra el calor, lucha contra el asfalto, las zapatillas y las rozaduras, pero también contra sí mismo. Un escalón, un pequeño obstáculo, uno mayor: el corredor sabe hasta dónde puede llegar su cuerpo pero la mente a veces juega la mala pasada y ese escollo es insalvable.
Para esta carrera de 21 kilómetros los corredores se preparan durante mucho tiempo, entrenan, corren, estiran, calientan, vuelven a correr, kilómetros y kilómetros de soledad con un único objetivo: llegar a la meta. Algunas personas pelean por ser el primero, otras personas pelean por quedar entre los diez primeros. Otras personas pelean por bajar su marca, una hora y media, dos horas. Algunas personas ni siquiera miran el cronómetro, llegan, levantan los brazos y se van con su familia o a darse una ducha.
Por suerte, a pesar de la indudable soledad de la pelea interna, los corredores no estaban solos, miles de personas se agolpaban en las calles, en las aceras, repartiendo ánimos, aplausos, incluso botellas de agua. ¿Por qué? Porque sí, porque las personas son conscientes del esfuerzo y de que cualquiera necesita un apoyo, un grito de ánimo, una sonrisa cuando las piernas desfallecen.
Imagen cedida de la Media Maratón de Albacete, 13 de mayo de 2012
En un momento como los tres últimos años que llevamos vividos a nivel laboral y social, la persona que busca empleo se siente sola la mayor parte del tiempo, se siente frustrada y desamparada; incluso llega a pensar que jamás alcanzará la meta: encontrar un nuevo trabajo.
Y se siente sola, sin nadie que pueda echarle una mano.
Las carreras y los obstáculos hay que superarlos solo, las carreras largas, como la búsqueda de empleo, hay que superarlas con cierto entrenamiento y preparación (formación, experiencia, marcarse objetivos, preparar un buen curriculum, hacer un listado de empresas, entre otros).
Pero en estas carreras no se encuentra uno solo, cuenta con el apoyo de entidades que ofrecen asesoramiento, echan una mano, y un grito de aliento cuando las piernas desfallecen.
Mica Consultores, como Agencia de Colocación Privada estatal, te ayuda a que tu búsqueda de empleo sea lo más sencilla posible, lo más llevadera posible.
El resto depende de ti.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies