La importancia de nuestros clientes internos

Si te gusta, comparteShare on LinkedIn
Linkedin
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on Facebook
Facebook

La importancia de nuestros clientes internos

Como empresa, una pregunta importante que debemos hacernos es: ¿Por qué no damos más importancia a nuestro cliente interno? Y, ¿quién es este cliente interno? Os preguntareis.
Muy sencillo, no es otro que nuestros trabajadores, las personas que tenemos empleadas y son las que desarrollan nuestro producto, las que ponen cara a nuestra imagen en muchas ocasiones.
Estas personas que trabajan para nosotros no solo son meros contratados que realizan su labor, sino que son nuestro principal altavoz de cara al exterior para conseguir afianzar nuestra imagen de marca.
Son aquellos que nos ayudan a conseguir y fidelizar al cliente externo, los que nos ayudan a conseguir una producto de calidad, los que crecen con nosotros si se sienten a gusto en nuestra empresa, y por ello debemos contar con ellos a la hora de tomar decisiones.

Imagen de trabajadores de diferentes sectores productivos
Imagen de Edutedis.

Si nuestros trabajadores no están contentos con el trato que reciben de manera cotidiana, no hablarán bien de nuestra empresa, y por supuesto no trabajarán al 100 % de sus posibilidades, lo que implica una reducción en la calidad de nuestro producto, y en una pérdida de potenciales clientes, que en el caso contrario si conseguiríamos. ¿Alguien se puede permitir esto?
Estamos viviendo una época complicada en nuestras empresas, nos están facilitando tipos de contrato menos caros, y facilidades para poder optimizar nuestros recursos humanos, pero lo que debemos hacer es pensar en nuestros empleados, no de forma paternalista como en las empresas de tres y cuatro décadas atrás (de las que quedan muchas), sino de una manera mucho más moderna. Centrarnos en aspectos como la formación, la participación en las decisiones de la empresa, sus horarios, compañeros, en posibles sugerencias que tengan, y con todo esto conseguiremos que nuestros trabajadores se sientan mucho más valorados.
Es importante realizar estudios de clima laboral en nuestras empresas, y éste es el momento de llevarlo a cabo, para ver como se sienten estos empleados, pues no dejamos de escuchar el miedo que sienten todos en este momento, miedo a la pérdida de empleo. Un miedo que les hace echar horas (si hay que echarlas) aunque sean poco o nada productivas.
Debemos tener en cuenta que el funcionariado también es cliente interno, y de una de las mayores empresas de nuestro país, y si no se les motiva adecuadamente, lo que conlleva un mal funcionamiento de esta gran empresa, y una imagen externa inadecuada, así como el descontento de sus clientes. No hace falta remarcar el desprestigio que acusa la Administración.
Cada vez más hay una mayor rotación en las plantillas de muchas empresas, se contrata a trabajadores nuevos con contratos cortos, de formación o prácticas y enseguida se deshacen de ellos (en un afán ahorrador con vistas en el corto plazo). Aquí sí que estamos perdiendo tiempo y dinero, ya que la formación es una de las partes más costosas en nuestra empresa. Además de la imagen que damos tanto a nivel interno, como externo.
Si nuestros trabajadores están motivados y se sienten parte de la empresa, no debemos tener dudas de que trabajarán mejor, si hay que terminar pedidos, se esforzarán, si se deben quedar algo más para llegar a objetivos lo harán, y lo más importante, hablarán bien de nuestra empresa y de nuestro producto, lo que nos ayudará a mejorar, y a aumentar nuestra clientela.
¿Cuántas empresas están viendo su prestigio por los suelos por culpa de foros, redes sociales, trabajadores despechados que abren y alimentan estos foros?
No se trata solo de pagar más, o de acordarse de ellos con una cesta de Navidad, se trata de incentivar su trabajo bien hecho, de hacerles participar, de escucharles.
La mejor forma de afianzar nuestra imagen de Marca y sin gastar el alto porcentaje que solemos gastar en publicidad la tenemos frente a nosotros: hablarán bien de nuestro proceso productivo, hablarán bien de nuestra empresa con el resultado que ello tiene sobre nuestro cliente externo y el producto final.
Todo esto influirá en el éxito de nuestra empresa, y no es muy caro llevarlo a cabo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*
Website

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.